top of page
Buscar

El Modelo VARK: Comprendiendo las Preferencias Individuales de Aprendizaje



En el diverso mundo de la educación, los estudiantes muestran diversos estilos y preferencias de aprendizaje que afectan la forma en que procesan y retienen la información. El Modelo VARK, creado por Neil Fleming a finales de la década de 1980, es una teoría popular que clasifica a los estudiantes en cuatro modalidades principales: Visual, Auditiva, Lectura/Escritura y Kinestésica. Comprender el Modelo VARK puede ayudar a los educadores a adaptar sus métodos de enseñanza para satisfacer las diversas necesidades de aprendizaje de sus estudiantes y crear experiencias de aprendizaje más efectivas y atractivas.


Aprendices Visuales:

Los aprendices visuales prefieren ver e observar la información en forma de imágenes, diagramas, gráficos y videos. Aprenden mejor cuando el material se presenta visualmente, lo que les permite procesar y comprender conceptos a través de representaciones espaciales. Los aprendices visuales pueden ser hábiles en reconocer patrones y relaciones espaciales, lo que les permite comprender conceptos que se pueden visualizar.


Para los educadores, satisfacer a los aprendices visuales implica incorporar ayudas visuales en su enseñanza, como presentaciones de diapositivas, infografías y videos. Los diagramas e ilustraciones también pueden ser útiles para transmitir conceptos complejos. Alentar a los estudiantes a crear representaciones visuales de su aprendizaje, como mapas mentales o esquemas, puede mejorar aún más su comprensión y retención.


Aprendices Auditivos:

Los aprendices auditivos prosperan cuando reciben información a través del sonido y las palabras habladas. Aprenden eficazmente escuchando conferencias, discusiones, podcasts y explicaciones verbales. Los aprendices auditivos tienen la capacidad innata de absorber información a través de la audición, lo que los hace habilidosos para recordar instrucciones verbales y participar en discusiones.


Para apoyar a los aprendices auditivos, los educadores pueden utilizar conferencias, discusiones en grupo y audiolibros. Además, proporcionar oportunidades para que los estudiantes expliquen conceptos a otros o participen en discusiones verbales puede reforzar su comprensión. El uso de mnemotecnia, rimas y canciones también puede ser una estrategia efectiva para ayudar a los aprendices auditivos a retener información.


Aprendices Lectura/Escritura:

Los aprendices Lectura/Escritura prefieren aprender a través de la palabra escrita. Se sienten cómodos con tareas de lectura y escritura, como tomar apuntes, leer libros de texto y escribir ensayos. Estos aprendices a menudo sobresalen en tareas escritas y tienen habilidades para procesar información a través de la lectura y organizar sus pensamientos mediante la escritura.


Para adaptarse a los aprendices Lectura/Escritura, los educadores pueden proporcionar materiales escritos, hojas de trabajo y libros de texto. Alentar la toma de apuntes durante las conferencias y discusiones también puede ayudar a su proceso de aprendizaje. Asignar lecturas y brindar oportunidades para reflexiones escritas puede mejorar aún más su comprensión y participación.


Aprendices Kinestésicos:

Los aprendices kinestésicos, también conocidos como táctiles, aprenden mejor a través de experiencias prácticas y actividades físicas. Progresan en entornos que les permiten interactuar con materiales y participar en tareas prácticas. Los aprendices kinestésicos tienen un fuerte sentido de conciencia corporal y prefieren aprender a través del movimiento y la manipulación.


Para apoyar a los aprendices kinestésicos, los educadores pueden incorporar actividades interactivas, experimentos y proyectos prácticos en sus lecciones. La interpretación de roles, las simulaciones y otras oportunidades de aprendizaje experiencial también pueden ser efectivas para respaldar su estilo de aprendizaje.


Alentar a los estudiantes a usar gestos y movimientos mientras estudian puede ayudar a su retención de memoria.


Conclusión:

El Modelo VARK ofrece conocimientos valiosos sobre las diversas preferencias de aprendizaje de los estudiantes. Reconocer y adaptarse a estas preferencias puede tener un impacto significativo en la eficacia de la enseñanza y las experiencias de aprendizaje. Como educadores, adoptar el Modelo VARK nos permite crear aulas inclusivas donde los estudiantes puedan aprender de manera que se adapte a sus fortalezas y preferencias individuales.


Es importante recordar que, si bien el Modelo VARK proporciona un marco útil para comprender las preferencias de aprendizaje, las personas a menudo muestran una combinación de modalidades en lugar de un solo estilo dominante. Por lo tanto, la flexibilidad en los métodos de enseñanza y la incorporación de una variedad de estrategias instruccionales pueden garantizar que todos los estudiantes puedan acceder al plan de estudios de manera efectiva. Al adoptar un enfoque centrado en el estudiante que valore los estilos de aprendizaje individuales, los educadores pueden empoderar a sus estudiantes para que alcancen su máximo potencial y cultiven un amor por el aprendizaje que perdure toda la vida.

340 visualizaciones0 comentarios

Comments


BLOG

bottom of page