Buscar
  • Analytikus

5 formas en que la IA está cambiando la industria de la educación




Resumen: La IA ha traído maravillosas transiciones en el sector de la educación, beneficiando tanto a los estudiantes como a las instituciones.

La Inteligencia Artificial forma parte de nuestra vida normal. Estamos rodeados de esta tecnología, desde sistemas de aparcamiento automático, sensores inteligentes para hacer fotos espectaculares y asistencia personal. Del mismo modo, la Inteligencia Artificial en la educación se está dejando ver, y los métodos tradicionales están cambiando drásticamente.


El mundo académico es cada vez más cómodo y personalizado gracias a las numerosas aplicaciones de la IA para la educación. Esto ha cambiado la forma de aprender, ya que los materiales educativos son accesibles para todos a través de dispositivos inteligentes y ordenadores. Hoy en día, los estudiantes no necesitan asistir a clases físicas para estudiar siempre que tengan ordenadores y conexión a Internet. La IA también está permitiendo la automatización de las tareas administrativas, lo que permite a las instituciones minimizar el tiempo necesario para completar las tareas difíciles para que los educadores puedan pasar más tiempo con los estudiantes. Ahora es el momento de hablar de las transformaciones que ha traído la IA en la educación.

  1. Simplificación de las tareas administrativas

La IA puede automatizar la expedición de tareas administrativas para los profesores y las instituciones académicas. Los educadores dedican mucho tiempo a calificar los exámenes, evaluar los deberes y dar respuestas valiosas a sus alumnos. Pero la tecnología puede utilizarse para automatizar las tareas de calificación cuando se trata de varios exámenes. Esto significa que los profesores dispondrán de más tiempo para pasar con sus alumnos, en lugar de pasar largas horas calificándolos. Esperamos más de esto de la IA. De hecho, los proveedores de software están ideando mejores formas de calificar las respuestas escritas y las redacciones normales. El otro departamento que está ganando mucho con la IA es el de admisiones escolares. La Inteligencia Artificial está permitiendo automatizar la clasificación y el procesamiento del papeleo.

  1. Contenido inteligente

La IA y la educación van de la mano y las nuevas técnicas podrían ser todo lo que se necesita para garantizar que todos los estudiantes alcancen su éxito académico final. El contenido inteligente es un tema muy candente hoy en día. Los robots pueden producir contenidos digitales de una calidad similar a la que pueden crear los diferentes servicios de redacción de ensayos de la UA. Esta tecnología ya ha llegado a las aulas. El contenido inteligente también incluye el contenido virtual como las videoconferencias y las videoconferencias. Como se puede imaginar, los libros de texto están dando un nuevo giro. Los sistemas de IA están utilizando los programas de estudio tradicionales para crear libros de texto personalizados para determinadas asignaturas. Como resultado, los libros de texto se están digitalizando y se están creando nuevas interfaces de aprendizaje para ayudar a los estudiantes de todos los grados académicos y edades. Un ejemplo de estos mecanismos es Cram101, que utiliza la IA para hacer más comprensibles los contenidos de los libros de texto y es fácil de navegar con resúmenes de los capítulos, fichas y pruebas prácticas. La otra interfaz de IA útil es Netex Learning, que permite a los profesores crear planes de estudio electrónicos e información educativa a través de un sinfín de dispositivos. Netex incluye programas de asistencia en línea, audios y vídeos ilustrativos.

  1. Aprendizaje personalizado

¿Ha comprobado el tipo de recomendaciones personalizadas en Netflix? La misma tecnología se está utilizando en la forma de enseñar a los estudiantes en las escuelas. Se supone que los sistemas tradicionales atienden al medio, pero no sirven lo suficiente a los alumnos. El plan de estudios está diseñado para adaptarse al mayor número posible de alumnos, dirigiéndose al 80% del medio. Sin embargo, los alumnos tienen dificultades para alcanzar todo su potencial cuando están en el 10% superior. Además, cuando están en el 10% inferior, tienen dificultades para seguir. Pero cuando se introduce la IA, los profesores no son necesariamente sustituidos, sino que están en condiciones de actuar mucho mejor ofreciendo recomendaciones personalizadas a cada alumno. La IA personaliza las tareas en clase, así como los exámenes finales, garantizando que los alumnos reciban la mejor ayuda posible.

Las investigaciones indican que el feedback instantáneo es una de las claves del éxito de las tutorías. A través de las aplicaciones potenciadas por la IA, los alumnos obtienen respuestas específicas y personalizadas de sus profesores. Los profesores pueden condensar las lecciones en guías de estudio y fichas inteligentes. También pueden enseñar a los alumnos en función de los retos a los que se enfrentan al estudiar los materiales de clase. A diferencia de lo que ocurría en el pasado, ahora los estudiantes universitarios pueden acceder a una mayor ventana de tiempo para interactuar con los profesores. Gracias a la IA, los sistemas de tutoría inteligente, como Carnegie Learning, pueden ofrecer una respuesta rápida y trabajar directamente con los estudiantes. Aunque estos métodos aún están en su fase inicial, pronto se convertirán en profesores digitales de pleno derecho para ayudar a los estudiantes con cualquier necesidad educativa.

  1. Aprendizaje global

La educación no tiene límites, y la IA puede ayudar a eliminar las fronteras. La tecnología aporta transiciones drásticas al facilitar el aprendizaje de cualquier curso desde cualquier lugar del mundo y en cualquier momento. La educación impulsada por la IA equipa a los estudiantes con habilidades informáticas fundamentales. Con más inventos, habrá una gama más amplia de cursos disponibles en línea y con la ayuda de la IA, los estudiantes aprenderán desde cualquier lugar.

  1. Nuevas eficiencias

La IA mejora los procesos informáticos y da rienda suelta a nuevas eficiencias. Por ejemplo, los urbanistas podrían utilizarla para minimizar los atascos y mejorar la seguridad de los peatones. Del mismo modo, los colegios pueden determinar los métodos adecuados para evitar que los alumnos se pierdan entre la multitud cuando corren por los pasillos. La IA también puede utilizarse en la modelización de datos complejos para que el departamento de operaciones pueda crear previsiones basadas en datos. Esto, a su vez, permite una planificación adecuada para el futuro, por ejemplo, la asignación de asientos durante los actos escolares o el pedido de comida a las cafeterías locales. De este modo, las escuelas pueden evitar muchos desperdicios causados por el exceso de pedidos, ahorrando así costes. A través de las nuevas eficiencias, la Inteligencia Artificial en la educación puede ser rentable. Lo cierto es que las nuevas tecnologías conllevan gastos iniciales de instalación y formación. Pero con el tiempo, estos costes se vuelven insignificantes. La tecnología se abarata con el tiempo, al igual que el hardware y el software.

Un estudio publicado por eSchool News indica que para 2021, la aplicación de la IA en la educación y el aprendizaje se incrementará en un 47,5%. El impacto de esta tecnología se sentirá desde los niveles educativos más bajos hasta las instituciones de enseñanza superior. Esto creará técnicas de aprendizaje adaptativo con herramientas personalizadas para mejorar las experiencias de aprendizaje. La Inteligencia Artificial podría informar a los estudiantes de cómo son sus trayectorias profesionales en función de sus objetivos, ayudándolos así más allá de lo académico. Sólo el tiempo puede decir el impacto final de la IA en la industria de la educación.

Fuente: Elearning Industry

7 visualizaciones0 comentarios

BLOG